lunes, 18 de septiembre de 2017

Comienzan las vacaciones



Al fin estoy de vacaciones, pero no son vacaciones cualquieras, son 2 semanas libres del trabajo y de la dieta.

Después de haber bajado 9.5 kilos y que todos estén super emocionados por mí, agarro mi dieta y la mando a la mierdita. Pero antes de que se angustien peor que mi madre, el receso es temporal, cada 2 meses tendré 2 semanas libres y es por ello que aquí estoy, emocionada por poder tragar cual cerdita, pero triste como una princesa.

Resulta que yo tenía grandes planes… grandes planes de gorda y no están saliendo como pensaba. Comencé mis vacaciones poniéndome peda nivel dios, por lo cual el sábado pasado que sería día de comida familiar básicamente comí 3 cucharazos de pozole y estuve en estado de coma inducido por la cruda.

Sumando que esta dieta ha cambiado mi forma de comer y ahora hasta oler la comida me llena, no tengo hambre y cuando tengo me lleno en chinga.

En un par de días me iré a un hotel todo incluido, a que me digan señora sin la frase está haciendo el ridículo y espero poder aprovechar la estancia y tirar arta hueva, arta lectura y arta comida -dentro de lo que mi estómago lo permita-

También quiero ver a mis amigos, hace mucho que no los veo, y tampoco tengo un chingo como para no prestarles atención.

Veamos cómo nos va estos días
Publicar un comentario