domingo, 26 de noviembre de 2017

El cementerio de los libros

Los libros son como las relaciones, uno las vive, las ama, las odia, aprende de ellas y en algún punto de la vida terminan. A mi en particular me da un vacío en el alma, me queda lo aprendido y la nostalgia de la version de mí que fui en ese momento.

He terminado la saga El cementerio de los libros que se conforma por La sombra del viento, El juego del ángel, El prisionero del cielo y El Laberinto de los Espíritus de Carlos Ruiz Zafón. Comencé sin saber que era una saga, mi amiga Karla me regalo La sombra del viento porque tenia el libro por ahí y pensó que me gustaría, conforme me atrapo decidí ver que mas tenia este autor y así me entere que eran 4 libros y quede atrapada en esa Barcelona de los años 40.

El segundo libro, El juego del Angel, lo comencé un poco lento por los tiempos, pero en cuento llegaron mis vacaciones fue como que todo se convirtió en leer y respirar. 

También sé, que independientemente de su calidad literaria, lo que determina la calidad de un libro es quien lo recomienda, el lector puede estar frente al mejor libro del mundo, pero sus vivencias, su entorno, su yo del momento podría darle solo 3 estrellas si la conexión no se logra al cien por ciento. Durante las mismas vacaciones comencé y termine tercer libro, El prisionero del cielo, y este lo sentí diferente, no creo que sea el mejor de la saga y si la memoria no me falla es el más corto pero  cuando lo leí pasaba por momentos importante de mi vida, tome decisiones  -que nada tenían que ver con el libro-  que cambiaron lo que soy por dentro y por ello el tercer libro se ha quedado en mí, no tanto por lo que me ofrecía, sino por lo que decidí reflejar de mi en él.

El laberinto de los espíritus, y último libro, me dolió en el alma cuando comprendí que pronto terminaría esta parte de mi vida. Los tres primeros libros podrían leerse en cualquier orden y este último no perdería la conexión de ellos, sin embargo, creo que leerlo en orden de aparición es mucho mejor, hace que los personajes se te conviertan en viejos conocidos. Me encantaría dar detalles, pero sería negarle a los demás el placer que yo sentí al leerlos.

Se que, como las relaciones, nadie las vive y las siente de la misma manera, pero si no han leído estos libros se los recomiendo; para mí se ha convertido en un viejo amor de verano, pero tal vez para ustedes sea una cita divertida de fin de semana que disfrutaran sin necesidad de dejar el alma en ello.

jueves, 26 de octubre de 2017

La dieta

Regrese a mi dieta porque quiero tatuarme la otra pierna, quiero un mandala que en el centro tenga la frase “El dolor purifica”, sin embargo no me siento muy segura de la dieta.

No me mal entiendan, la dieta es fantástica y mis doctores la aman y debo decir que sin ella soy una anoréxica que no come y con la dieta como 5 veces al día y más importante aún... si quiero comer.

El problema radica en la pérdida de peso, baje 13 kilos, lo cual les mama un chingo a los de mi trabajo, estoy hasta mi madre que me digan que me veo bien, que se nota que estoy más delgada, que debería ajustar mi uniforme – que debería… pero que hueva-, que voy muy bien y cosas así.

No soy una chica normal y las voces de mi cabeza me odian a ratos así que todas esas frases que suenan bonito y que para muchos sería un motivo de alegría y si me permiten la expresión también de orgullo porque es casi un milagro que alguien como yo lograra eso; para mí solo significan una cosa: Antes estaba de la verga pero nadie me lo decía a la cara.

¿Y porque diablos hacen un alboroto de mi imagen?, soy la misma, no mejore mi carácter, ni mi inteligencia ni mis habilidades, nada de lo que realmente importa ha mejorado en mí y sin embargo la gente me mira como si fuera un milagro divino.

Quiero controlar mi glucosa en sangre, ya no quiero regresar a inyectarme insulina pero no quiero perder peso, todo muy felices, mucho jaja, mucho muy bien pero ellos que saben el pedo que seria que bajara más de peso, donde creen que se va toda la piel que he estirado por años.

Si pierdo mas kilos estoy segura que se me empezara a colgar la piel como los que salen el Kilos mortales – un programa de la tele donde obesos quedan delgados- yo no tengo para operarme los pellejos ni estoy segura que un operación sea una gran idea para un diabética de mi nivel.

La semana pasada me sacaron un chingo de sangre para arto análisis y al final de mes veré a mi doctor con los resultados, continuare la dieta hasta ver al doc.

En calidad de mientras iré viendo marcas de fajas a ver cuál es buena pa sostener mis carnes. -.-

domingo, 22 de octubre de 2017

Ya de regreso

Las vacaciones terminaron hace tres semanas, hay cosas de las que no me siento orgullosa pero en general puedo decir que fueron maravillosas, la primera semana me la pase en un hotel bebiendo mojitos todo el día y leyendo.

Como la forever alone que soy, fui sola al hotel y tal vez si deba mejor mis relaciones sociales porque básicamente odie a toda persona que habia osado hablarme. Me escapaba de los animadores y de cualquier personal del hotel que fuera extremadamente amable conmigo, odie a los meseros y bartenders que intentaban sacarme platica y mis diálogos con los huéspedes no pasaban de 3 minutos. En este último punto debo decir que la mitad de ellos me hablaron en ingles así que tampoco tenía mucha habilidad para socializar…. Si no la tengo en español…. Menos en inglés.

La segunda semana me la pase fingiendo que se puede vivir de leer y ver llover. Ahhh si pudiera plasmas en palabras lo maravilloso que es mi departamento, el poder acomodarte en mi micro sala a leer mientras escuchas la lluvia o ver las estrellas mientras te sumerges en música… no creo que la vida me alcance para explicarlo.

Pero soy una chica con responsabilidades y tengo la fea costumbre de comer para vivir así que he regresado a la oficina. Las cosas ahí siguen igual, mis compañeros me consideran un vato y me tratan como una de ellos, rara vez me hacen caso y he recibido grandes regaños por mi retoño (mi supervisado), sumado a que tuve una semana donde todo me salía mal… pues básicamente la oficina es la misma de siempre.

Así que aquí andamos, continuando siendo yo y tratando de no morir en el intento

lunes, 18 de septiembre de 2017

Comienzan las vacaciones



Al fin estoy de vacaciones, pero no son vacaciones cualquieras, son 2 semanas libres del trabajo y de la dieta.

Después de haber bajado 9.5 kilos y que todos estén super emocionados por mí, agarro mi dieta y la mando a la mierdita. Pero antes de que se angustien peor que mi madre, el receso es temporal, cada 2 meses tendré 2 semanas libres y es por ello que aquí estoy, emocionada por poder tragar cual cerdita, pero triste como una princesa.

Resulta que yo tenía grandes planes… grandes planes de gorda y no están saliendo como pensaba. Comencé mis vacaciones poniéndome peda nivel dios, por lo cual el sábado pasado que sería día de comida familiar básicamente comí 3 cucharazos de pozole y estuve en estado de coma inducido por la cruda.

Sumando que esta dieta ha cambiado mi forma de comer y ahora hasta oler la comida me llena, no tengo hambre y cuando tengo me lleno en chinga.

En un par de días me iré a un hotel todo incluido, a que me digan señora sin la frase está haciendo el ridículo y espero poder aprovechar la estancia y tirar arta hueva, arta lectura y arta comida -dentro de lo que mi estómago lo permita-

También quiero ver a mis amigos, hace mucho que no los veo, y tampoco tengo un chingo como para no prestarles atención.

Veamos cómo nos va estos días

viernes, 1 de septiembre de 2017

Al fin

Como comentaba en mis entradas pasadas, estoy en un régimen alimenticio -ósea cochina dieta- con el único objetivo de controlar mis niveles de azúcar y poder tatuarme.

Y después de más de un mes, habiendo perdido 4.5 kilos y ser una talla menos – no se emoción pase de super obesa a obesa- al fin me he tatuado.

Amo mi tatoo con loca pasión.

Tatuarme no fue lo que esperaba, y no es porque me haya dolido, al contrario, me dormí un rato mientras lo hacían, sino que nada fue lo que esperaba. Ya tenía la plantilla puesta, ya llevaban 3 rayas y se va la luz en la plaza donde está el local de tatuajes; luego, bajo la esperanza de “ahorita regresa”, esperamos 3 horas. Mi amigo no podía seguir esperando así que se fue y me quede sola.

Sola con desconocidos, que a pesar de ser super buen pedo, yo soy incapaz de relacionarme con la gente. Así que ahí sola como perro sin dueño me la pasé esperando, y como ya estaba hasta mi madre les sugerí migrar todo a otro lado, llego el dueño y dijo que si no nos importaba podía mover todo a su casa. Yo estaba en el punto de “tanto pinche sacrificio que he realizado… a mí me tatúa hoy o lo mato”.

Así que termine en no sé dónde, con gente que no conozco con tal de que terminaran mi tatuaje. El dueño estaba apenado, y compro pizza y refrescos para los clientes que estábamos esperando… claro valiendo chile porque yo no como pizza ni refresco por la dieta. Así que el dueño estaba más apenado aun, porque no podía comer nada de lo que me ofrecía.

Yo entré en modo señora, así que cuando mi amigo me dijo que le enviara mi ubicación para que fuera por mi le dije que no. Si ya estaba sola en esto lo terminaría sola porque… pos señora emputada y para que hacer pasar penurias a más gente.

Y así pase de lo que sería una tarde de chida de tatoo con mi amigo, donde sería algo muy significativo para mí porque mi mejor amigo y yo compartimos el mismo tatoo a terminar a las 10 de la noche en una parte perdida de Cancun, sola con una bola de desconocidos; y si tengo una gran habilidad para sentirme sola rodeada de gente. 

Pero al final el objetivo se cumplió, no como quería, pero se cumplió. El sábado pasado regresamos -y gracias a Cthulhu no se fue la luz- y mi amigo se puso el mismo tatuaje, pero en la pantorrilla.

No soy una chica expresiva y así que no tengo modo de decir lo mucho que significa para mí que compartamos un tatoo, pero que me gusta pensar que él lo sabe sin que yo tenga que explicarlo. 

Por el momento me esperan 2 semanas de descanso de la dieta y mis doctores quieren que piense en otro tatoo con tal de que continúe con esta alimentación porque mis resultados nunca habían sido tan buenos. Continuare la dieta, básicamente porque ya me gusto vivir sin insulina…. Y tal vez si se me está antojando otro tatoo XD

miércoles, 19 de julio de 2017

Se acerca el día

Voy muy bien en mi dieta, odio al mundo, pero sobrevivo. Mis niveles de azúcar están barbaros y llevo una semana sin usar insulina.

Se acerca el día y con estos resultados creo que toda ira muy bien.

A finales de este mes por fin me hare el tatuaje con mi mejor amigo, aún estamos en ajustes de detalles y hemos desechado algunas ideas por no estar de acuerdo, pero al final quedara chido.

Quiero que en estos 2 meses de dieta que llevaré me acostumbré a comer 5 veces al día porque de momento es lo que más trabajo me cuesta.

Como mi objetivo es el nivel de azúcar, los resultados los he visto reflejados en mi glucómetro, no sé si he perdido peso o talla y la verdad no me importa, mientras el azúcar se mantenga en menos de 110 mis planes maléficos se cumplirán.

Para los que estén interesados la dieta que llevo se llama Keto, basado en consumo medido de carbohidratos, lo cual para mi es genial porque son los carbohidratos los principales culpables de que mi azúcar se eleve peor que el dólar.

Ahora estoy en la fase de 16 carbohidratos al día, es un poco pesado las 2 primeras semanas porque básicamente comes huevo y atún, pero ya después la dieta se abre a más proteína y mejora. Les dejo un sensual recetario donde te enseña a cocinar todo tipo de comida sin exceder los carbohidratos: Recetario Keto sensual

Lo que más me ha ayudado con esto es que la dieta la llevo con un compañero del trabajo así que él me ayuda a no perder el camino y a acostumbrarme a contar los carbohidratos. 

Así que aun sobrevivimos, tratando de no rendirnos y cada día más cerca del objetivo…. Después mandare a todo a la mierda*.

 
* Ja pensaron que ya me había convertido en una loca saludable…ternuritas