sábado, 13 de septiembre de 2014

Salir del closet

Calma jóvenes, no, no soy lesbiana. Salir del closet se usa normalmente cuando una persona con sexualidad diferente a lo socialmente estándar decide hacerlo público; lo cual creo que está de más, si los heterosexuales no andamos reuniendo a la familia y diciendo “Padres, deben saber que soy mujer y me gustan coger con hombres” pues no creo que nadie deba dar explicaciones de con quien se acuesta. 

Pero bueno me salgo del punto, tal vez mi sexualidad la tenga definida –algo promiscua, pero definida- sin embargo en muchos aspectos de mi vida soy una closetera cual jotita en negación.

Y esto se debe a que, a pesar del mujeron que soy, tengo esa voz emo en mi cabeza que me susurra que todo pudo a ver sido mejor, que yo pude ser mejor, que yo puedo ser mejor… pero que nunca lo seré. Esto suena medio loco, pero calma, ninguna de las voces de mi cabeza quiere que compre un arma y salga a matar gente – por ahora XD -; solo debo sobre llevarlo, y no es que deba ignorar a mi voz porque la verdad eso nunca ha funcionado; pero hay que ir saliendo del closet sin importar las consecuencias.

Yo escribo, hago manualidades, ayudo a los animales de la calle y todo lo hago de un modo closetero, que por un lado no está mal porque las cosas hay que hacerlas por uno mismo; pero si las hago publicas tal vez pueda llegar más lejos, ayudar más – no sé, escribo sin pensar- algo debe pasar de eso estoy segura.

Ahh esto suena tan motivacional, veamos si mi neurona positiva logra vencer a la emo.

En calidad de mientras un agradecimiento a mi camarada Jaime que me presto su laptop y hasta me dejo instalarle juegos… esos son camaradas, los que te dejan manosear sus cosas XD
Publicar un comentario