martes, 2 de septiembre de 2014

Susurros nocturnos

Estos últimos días he andado cansada - y miren que tiro arta hueva-, creo que esto se debe a que no he estado durmiendo bien.

Y no es que me de insomnio - bueno ahorita si y por eso escribo -  sino que desde hace una semana me despierto a mitad de la noche porque escucho que susurran mi nombre al oído.

Yo estoy getonsisima durmiendo sabrosamente y de repente me susurran de un modo muy imperativo "¡Dinora!", entonces abro mis chulos ojos y no distingo nada en la oscuridad; abrazo mi sábana - como si eso sirviera de algo - y me quedo viendo la puerta de mi baño a ver si se abre sola.

Y la neta no pasa nada, solo pienso "puta, me va a dar un pinche infarto si algo se aparece"  y me vuelvo a quedar dormida.

En algunas ocasiones pasa 2 veces en una noche y en otras no pasa nada.

Yo digo que ya se me aflojo algún pinche tornillo de la cabeza o que mi estrés ha decidido dejar un rato en paz la mía panza y decidió joderme el cerebro.

Pero bueno, espero pase porque luego ando como zombi en la oficina y pos no es de Cthulhu.

Publicar un comentario