martes, 9 de febrero de 2016

Después de los 30

Después de los 30, siendo más detallada, después de mis 30; la vida se aseñora bien cabron.

Aún recuerdo la época loca de mí existencia, con fiestas, arto alcohol y muchachones; cuando un sábado por la noche era beber y hasta bailar… porque yo bailaba jóvenes, del nabo, pero lo hacía.

Ahora que tengo 35 la diversión para mí ha cambiado muchísimo, súmenle que la edad me hace más antisocial y achacosa… no no, mis fines de semana son intensos XD

Les contare mis 2 últimos sábados por la noche, para que se den un quemón de la pura diversión de mi vida.

Sábado 30 de enero.- Tos de perro por la gripa y aunque mi refri estaba vacío preferí acostarme, vería a un amigo en la noche y mi plan maléfico era aprovecharme de su generosidad para que me llevara al Oxxo a comprar algo para sobre vivir. En la noche fuimos a cenar, después al cine y saliendo yo que llevo la fiesta en las venas le propuse ir al súper… así es jóvenes domingo a las 2am y en vez de estar ebria cual pirata o moviendo el bote en Coco bongó… estaba en el súper mirando electrodomésticos y haciendo despensa para mi depa XD

Ahhh y creen que eso es triste, se pone mejor. Llegamos al depa como a las 3:30am y tengo una botella de ron que habíamos dicho que beberíamos ese fin de semana pero lo primero que hice llegando fue prepararme un té para mi tos y hasta ahí. No alcohol, no fiesta, no platica chida con música de borrachos… mi tecito y a mimir u_u

Sábado 6 de febrero.- Mis amigos y yo llevábamos más de 1 mes sin vernos, y 3 intentos de hacerlo. Así que este sábado pasado acordamos vernos, yo compre el tradicional Kraken y quede de ir a su casa para una noche de películas. Me fui en bus, el cual me dejaba unas cuadras lejos de su casa pero es el único que pasa por mi depa y me dije “pos caminar te hare bien gordita” y ese era mi plan bajarme del bus y caminar a su casa que estaba como a 8 cuadras o algo así pero comenzó a lloviznar y yo sigo con tos de perro así que cual princesa llame a mi amigo para que pasara por mí al paradero u_u

Como Kary no bebe, básicamente la botella siembre nos la chingamos nacho y yo… al menos hasta que Danna cumpla la mayoría de edad (tienen como 2 o 3 años… soy mala pa las edades)  y por lo general la botella se acaba, pero esta vez iniciamos la reunión como los chicos fiesteros y jóvenes que somos… comiendo paletitas pa la tos, esas paletas con chingaderas medicinales ya que todos estamos enfermos. La pase bien, me gusta ver a mis amigos aunque esta vez la botella sobre vivió y ya para las 2:30am me fui a mi depa.

Aunque como breviario cultural les diré que el cielo a las 3:00am allá en el rancho que es mi fraccionamiento es espectacular, no hay tanta luz en las calles y el cielo está lleno de estrellas  - siempre lo está pero nunca prestamos atención -. Hermosos, simplemente fue hermoso… claro los 3 minutos que lo vi porque con el frio que hacia comencé a toser como perro y me tuve que encerrar a tomar té.

Y como ven jóvenes después de los 30 las salidas de fin de semana ya no son intensas y más si eres una ñora con tos de perro y poca paciencia a las multitudes como yo.

Por eso hay que disfrutar la juventud para que cuando tengan mi edad y mis achaques no anhelen vivir en el pasado y se pierdan cosas maravillosas como las estrellas a las 3am o la compañía de amigos chidos que te hacen el súper aunque sea de madrugada.
Publicar un comentario