miércoles, 11 de mayo de 2016

A mis treinta y seis

La vida es igual de mierda pero pos ya tengo 36 \o/

Al final no hice una reunión, según mis cálculos mentales gastaría $2000.00 pesos en comida y bebida como mínimo y entonces como que mi yo práctica salió a flote y decidí que ese dinero sería más productivo en unos sensuales lentes porque ya estoy más pinche ciega.

Así que mande todo a la mierdita, claro que aun así me deje querer, y el sábado me reuní en la tarde con mis amigochos Nacho y Kary que me invitaron a comer –saben cómo llegar a mi gordo corazón- y por la noche me reunió con mis amigos y unos compañeros de trabajo para celebrar los cumples de mayo – mi amigo Edoardo cumple el 4 y yo el 9- 

Fue divertido, somos treintones, así que la reunión fue la típica de treintones, mujeres llevaban un platillos, hombres chelas y Lalo tiene kareoke en su casa, así que ya se imaginaran… me la pase bebiendo cerveza pa no cantar.

El domingo me la pase en calidad de bulto, solo despertaba para comer y me volvía a dormir. Cual vampiro me escondí del sol todo el día, de hecho la comida me la lleve  mi cuarto e inverne cual oso.

El lunes 9 que ya era el día oficial me dieron mi celebración godinezca, y llevaron tacos de canasta y mi pastelito. En la noche mis hermanos fueron a casa y cenamos en familia.

Mi yo materialista se dejó querer y me dieron arto regalito - no tengo fotos de todos-







Mayo un no termina, siéntanse libres de seguir regaloniandome :3

Publicar un comentario