martes, 9 de junio de 2015

Estrellas

Amo ver las estrellas, yo podría ir todos los días a la playa a perderme viendo el mar y las estrellas, pero tristemente no tengo con quien ir y me da cosa que me asalten así que no voy muy seguido.

Y a pesar que esto podría sonar súper romanticoide debo confesar que ver estrellas para mí no tienen nada de ternurita; ver el cielo evoca mis lecturas, todas historias de terror cósmico que he leído. La enormidad del universo causa un disparo en mi mente y divago bien cabrón. Imagino un  Cthulhu despierto, mundos y agujeros negros… en fin suena súper mamón pero pues eso es en lo que divaga mi mente.

Hace como un año hice una apuesta y gane, gane que me llevaran a ver las estrellas aunque mueran de aburrimiento, y me tomo casi un año que cumplieran con  el pago. Tristemente fui llevada a un lugar con un chingo de luz así que de  estrellas vi ni madres.

No me gusta salir con la gente y que hagan cosas que no les gusta hacer, así que decidí que esos 10 minutos fueron suficientes para liberarlo de su deuda.

Algún día conoceré alguien antisocial como yo, que también quiera mirar las estrellas. Ni siquiera necesitamos ser amigos, con que nos hagamos compañía para evitar asaltos me conformo, ofrezco compañía silenciosa, soy muy buena para estarme calladita y como plus soy buena escuchando.

Si  alguien necesita desahogar el alma ofrezco mis servicios de oyente a cambio de estrellas. 


Publicar un comentario