jueves, 8 de octubre de 2015

Tríos encamosos

Bueno jóvenes el único trió encamoso que he tenido es entre un chico, un pandita* rojo y yo, ¿Por qué?... pos por GORDA!

Y ustedes pensaran que es una mamada, pero no, no señores míos, NO; sépanse que los panditas rojos son unos pervertidos de lo peor. Pero no los voy  traumatizar con detalles escabrosos de mi vida sexual.

Les contare porque para mí los tríos de solo humanos no son una opción. Siendo yo una mujer existe 3 tipos de posibilidades:

  • Yo-un chico-una chica: Paso, no tengo nada en contra de las lesbianas pero para mí manosear una mujer no es la pasión en la vida. Las únicas chichis que toco son las mías.
  • Yo-una chica-otra chica: No, si la primera opción no se me antoja pues esta mucho menos.
  • Yo-un chico-otro chico: Esto podría ser un posibilidad, no hay mas chichis que las mías y ya es un punto a favor y bueno, si una penetración es chida… pues el doble de diversión debe ser mucho mejor – la mujer que te diga lo contrario, miente y miente por vergüenza- pero el pedo de esta modalidad es que lo primero que pasa por mi mente es la idea de que en cualquier momento puede existir la posibilidad que las cositas – o cosotas si tengo suerte- de los chicos en cuestión pueden llegar a rozarse y solo con eso pierdo todo interés.


Y así señores,  creo yo, que mis tríos encamosos seguirán siendo entre panditas, humanos y yo porque necesitaría arto alcohol para que no piense en una escena gay cuando se hace un trió.


* Pandita rojo,  osito de gominola, golosina de gomita, etc


Publicar un comentario