jueves, 1 de septiembre de 2016

Y seguimos en la lucha

Jóvenes, seré bien pendeja, pero luchona…. Como una madre soltera XD

Después de las vacaciones de verano a mi súper escuela de inglés se le ocurrió eliminar las clases sabatinas y solo abrir mi curso de 7 a 9 am. - Si claro, gracias por nada, yo entro a trabajar a las 6:00 am -

Así que cuando intenté inscribirme me aplicaron el “ahora no joven, chance en 2 meses” y ante tales noticias decidí hablar con un compañero del trabajo el cual me había recomendado su escuela, pero en aquel entonces solo había cursos avanzados.

Como conozco mi cuerpo, me dije a mi misma “nada de pedir informes, ve a la escuela de una vez e investiga”, porque me conozco jóvenes, yo re pendeja pal inglés y con gran amor a la desidia si no iba en ese instante pasaría otro mes sin estudiar.

En resumidas cuentas, las clases están empezando en lo básico, así es, otra vez veré el verbo To Be; pero esta maestra se enfoca mucho en la pronunciación así que a mí me va genial. Además, la maestra es altamente cotizada, de hecho, tengo la ventaja de ser apadrinada por mi compañero del trabajo porque si no, ni el airecito de la virgen te da cupo en su clase.

Ahora tomo clases de lunes a viernes de 6 a 9 pm, básicamente salgo a las 5:30 am de la casa y no regreso hasta las 10 de la noche. Está un poco mortal, pero me gusta mucho estas clases así estoy en la etapa de ajustar horarios y tratar de sobrevivir.

Tristemente, en lo que debo trabajar más es en no ser tan desesperada con mis compañeros de clases… ahhh pero es que como me desesperan, siempre tengo que hacer equipo con pelmazos que ni prestan atención pero creen que saben. Lo malo es que me desespero y sale mi yo “señora amargada”. Ayer de plano solté bellas frases como:
“Bueno jóvenes, yo voy a ignorarlos un rato porque con ustedes no se puede repasar”
“Juntos somos un asco de equipo”
“¿Me adoptan?” – yo mientras arrastraba mi silla al equipo de alado-
 Ahhh y como en todo lugar al que voy, ya tengo a mi odio personal. Siempre hay alguien que odio más que al resto de individuos que me rodean cuando estoy en un lugar público. En mi trabajo son los contadores y en la escuela de inglés es una señora que ya ha estudiado en otras escuelas y dice que sabe muchos verbos, y básicamente a mí eso me vale madres. El problema es que la tipa te corrige como si tuviera la verdad en la boca, para que a los 5 minutos llegue la maestra y la corrija a ella. 

Pero bueno, dije que hoy voy a ir súper cute, y como dice mi compañero: “tu deja de fluya”.
 
Así que seguimos en la ardua lucha de aprender inglés y espero no morir en el intento.

Publicar un comentario