lunes, 28 de diciembre de 2015

Mi navidad

Para nosotros la navidad es una tradición familiar y no espiritual. Lo hacemos porque es una cena especial donde la familia no solo está presente a la hora de comer, sino que es un proceso familiar desde la preparación hasta tener el pavo en la mesa.

Este año además de mi pa, ma y hermanazo fue mi amigo Jaime, él no hace gran cosa en navidad y como tiene la misma habilidad de tragar que un Hernández pues lo invito a la cena.

El año pasado fue la primera invitación, fue gracioso porque aquí uno está acostumbrado que te dicen cena navideña y son las típicas fiestas-borrachera de siempre pero con un pino en la sala; yo creo que por eso mi amigo el año pasado llego 1 hora después de la cena y sin auto.

No le explique bien que en mi casa cena navideña es cena navideña. Nosotros ponemos la mesa y una mesita de postre, cenamos y tenemos café y postre para después del pavo.



La sensual hamaca le da el toque coqueton.. despues de la foto mi hermano la quito u_u

Después platicamos en la sala, mi pa pone algo de música y platicamos sobre anécdotas de Oaxaca o cosas de la familia. Todo ello bajo el manto de chistes y burla a las películas de jebus que ponen en estas fechas.

En mi casa se podría decir que somos muy irreverentes, pero vamos una paloma violando vírgenes, un José cornudo... en serio, hasta a ustedes les causa gracia tanta estupidez.

Así que este año mi amigo llego con auto... tarde pero con auto, porque ya sabe que no es una borrachera sino cena. Como es valemadrista pos no se ofende con nuestros chistes bíblicos.

Comí como cerdo, me eche mis tequilitas, comencé a leer Los hombres que no aman a las mujeres, de Stieg Larsson y me dormir como a las 4...  A eso llamo una gran noche. \o/

Publicar un comentario