jueves, 4 de diciembre de 2014

Regreso de vacaciones

Pues nada, hemos regresado a la oficina después de 2 semanas de vacaciones. No extrañaba la oficina para que les miento, pero bueno, mientras no haya un marido rico que me mantenga hay que chambiarle que las croquetas de mis gatos no se compran solas.

Mientras tanto un resumen de que me ha dejado estas vacaciones:

  • Un chingo de kilos de más, si creían que no podía ser más gorda… estaban muy equivocados.
  • Mucho más medicamentos de los que de por si tomo, ahora debo cuidar la presión de mis ojos y una alergia ocasionada por mis defensas bajas
  • Descubrí la razón de porque me divorcie del padre de mi hijo no nato; es un sentido (del verbo se me ofende re fácil) el condenado
  • Las cervezas de Bélgica son bien ricas y no, no fui a Bélgica, fui a un festival de la cerveza y ahí la pobre.
  • Si una cerveza tiene  en su etiqueta un angelito hay que huir porque sabe de la mierda

Y como notaran no hice la gran cosas, más que nada tirar arta hueva, pero bueno, para eso son las vacaciones.
Publicar un comentario