viernes, 31 de octubre de 2014

Eventos sociales

Si ustedes tuvieran un evento social de esos clásicos y formales como una boda, bautizo, quince años o cosas así y yo fuera una de las invitadas podrían pensar “Pues que chido, nataS no tiene ni perro que le ladre, nos ahorramos un platillo, ella va sola”.

Y casi podría ser la invitada perfecta, sin colados, sin pareja, sola con mi alma... pero no.

Por alguna extraña razón cuando me invitan a estos eventos y principalmente si son mis amigos; lo que hacen es invitarme a mí y a mis padres >_< ; luego entonces en vez de una sola persona somos tres y si mis padres se ponen de mamones hasta la bola de arrimados que invade mi casa los fines de semana quieren llevar.

La verdad no sé qué es más triste, ir sola a un evento de estos o ir con tus padres. Yo sé que mis padres son por mucho más divertidos que yo,  y la neta no sé de qué basurero me habrán adoptado porque ellos son alegres, bailadores, positivos, sociales, buena onda… todo lo que no soy.

Pero pues alguna vez me gustaría que me preguntaran si prefiero ir sola o con ellos, no sé, solo  para variarle tantito, que tal si algún día me decido a meterme a alguna red social de locos pervertidos y consiga a alguien con quien ir a cambio de sexo o por gracia divina consiga un amigo que dese acompañarme sin necesidad de extorsionarlo... no sé, podría ser - es más fácil lo de la red social u_u -.

Amo a mis padres, pero el hecho de que seamos una familia unida no quiere decir que deba ir a todos lados con ellos; somos tan diferentes que ni ellos disfrutan mi forma de vivir ni yo la de ellos.


Publicar un comentario